El sábado 1 de Agosto comienza la Semana Mundial de la Lactancia Materna.
En más de 170 países cada año se lleva la celebración a cabo, con un lema diferente. El de este año: “Apoyar la Lactancia Materna contribuye a un planeta más saludable”
El objetivo en este 2020 es poner en énfasis que la leche materna es más segura, higiénica, económica y garantiza la mejor alimentación. Contribuye al planeta ya que no genera residuos, ni gastos de agua, electricidad.
Es fundamental que en lo posible el recién nacido pueda alimentarse con leche materna desde la primera hora de vida.
Para el bebé es garantía de la mejor alimentación, como alimento exclusivo durante los primeros 6 meses, ayuda a prevenir enfermedades tanto a corto como a largo plazo, muy favorecedor para el desarrollo emocional y la capacidad de aprendizaje.
Las mamás también nos beneficiamos, ya que amamantar nos permite tener menor posibilidad de contraer con cáncer de mama y ovario, contribuye un montón a la vinculación mamá – bebé y hasta nos ayuda a volver al peso habitual.