Si bien no todas las mujeres embarazadas padecen naúseas y vómitos, podemos decir que una gran mayoría sí.
En el caso que tengas naúseas durante las mañanas se recomienda ingerir algo ligero como una galletita ni bien te despertás.
Si las naúseas persisten todo el día, lo recomendable es comer poco pero con frecuencia, es decir no estar muchas horas sin ingerir bocado. Evitar sobre todo los alimentos grasos, pesados y las bebidas lácteas. En algunas mujeres beber o comer algo dulce reduce las naúseas.
En general transitado el primer trimestre del embarazo suelen desaparecer.