La semana pasada se hizo pública una noticia que haciendo maniobras de RCP (reanimación cardiopulmonar) se salvó la vida a un bebé en Bariloche.
Saber hacer las maniobras de RCP puede salvar vidas y por otro lado evitar posibles lesiones.

Compartimos como hacer RCP en bebés y niños pequeños.

1. Coloque 2 dedos en el pecho del bebé entre las tetillas, en el centro del esternón (no en el extremo) y aplique presión hacia abajo, comprimiendo unos 5 cm de profundidad.
2. Aplique 30 compresiones, de manera RÁPIDA (a un ritmo de 2 por segundo) y fuerte, sin pausa.
3. Cubra firmemente con su boca la boca y nariz del bebé.
4. Dé 2 ventilaciones por la boca de 1 segundo, haciendo que el pecho del bebé se eleve.
5. Dé 2 ventilaciones más. Compruebe que el pecho se eleve.
6. Continúe realizando RCP (30 compresiones cardíacas, seguidas de 2 ventilaciones) por 5 ciclos (2 minutos de RCP).
7. Si el bebé o niño aún no presentan respiración normal, tos o algún movimiento, llame al número local de emergencias, y repita las respiraciones y las compresiones hasta que el bebé se recupere o llegue la ayuda.
8. Si comienza a respirar de nuevo por sí mismo, siga verificando periódicamente la respiración hasta que llegue la ayuda.
Fuente: Ministerio de Salud. Presidencia de la Nación