En días empiezan las clases y un tema habitual para todas las mamás es que los chicos tienen piojos…

Sabías que la población más afectada son los niños entre 4 a 14años.

Mirá lo complejo del tema es que la hembra puede poner hasta 200 liendres! Además el piojo puede vivir entre 30 a 40 días. Por otro lado puede sobrevivir más de un día fuera del contacto con la piel, con lo cual se multiplica la posibilidad del contagio indirecto.

El contagio puede ser directo: de cabeza a cabeza o indirecto: por intermedio de objetos que se compartan como peines, cepillos, ropa, gorros, sábanas, areneros.

Lo que se recomienda  es un control diario a través del peine fino. Revisar de forma habitual las cabecitas de nuestros chicos facilita que nos liberemos de estos ¨compañeros no queridos de la infancia¨.