Octubre es el mes de concientización sobre el cáncer de mama.

Todas debemos tomar conciencia de lo importante que es la revisión periódica de nuestras mamas.

Se sabe que cuando se detecta temprano las chances de cura son altas.

Ante cualquier signo de alerta como un nódulo palpable, cambio en la textura o color de la piel, en el pezón o sangrado en el mismo.

Si tenés antecedentes familiares en cáncer de mama hay mayor predisposición pero no significa que quien no tiene antecedentes está excenta.

Pero antes de llegar a palparlo es fundamental los chequeos anuales, lo que ayuda considerablemente para la curación de la enfermedad.

Es el cáncer más frecuente en la mujer. Se calcula que 1 de cada 8 mujeres que hayan alcanzado la edad de 80 años habrán desarrollado la enfermedad en algún momento.

No olvidemos los controles anuales, es decir realizarnos una mamografia y por otro lado el hábito de palparnos nuestras mamas.