Muchos niños son los que realizan campamentos durante la escuela primaria.

Una actividad que no era demasiado usual hace años se está convirtiendo en una experiencia que todos los chicos quieren compratir junto a sus docentes y compañeritos de clase.

La realización de  un campamento en principio difiere de la edad del grupo de alumnos. Ya que dependiendo de la edad de los chicos será el número de días de la experiencia y de la distancia del lugar elegido para acampar desde el lugar de residencia del grupo.

Los más pequeños, ya en nivel inicial, realizan sus actividades de campamento, comenzando por una actividad diurna sin necesidad de dormir fuera de casa.

El estar en contacto con la naturaleza, aprender a respetar y cuidar el medio ambiente, conocerlo y preservarlo es uno de los objetivos que se tienen en cuenta en este tipo de experiencia.

Por otro lado el niño, al estar fuera de su núcleo familiar por unos días, le favorece para fortalecer su autonomia, convivir con otros pares con los cuales hay que saber escuchar, respetar sus diferencias, realizar actividades grupales, ser responsable de sus cosas y las actividades asignadas, integrarse en dierentes grupos, aprender a poder resolver ciertas situaciones problemáticas, cooperar con el otro, ser creativo.

Al viajar a un sitio diferente del habitual el niño va a conocer un lugar distinto, tanto geográficamente con la riqueza que cualquier lugar ofrezca desde la flora, fauna, aspectos históricos y sociales.

Unos días sin la comodidad que hay en casa, sin compu ni tele y con un montón de actividades recreativas y de tanto aprendizaje que lo harán , sin dudas, de una salida inolvidable.

Fuente: Foto Horizonte Programas Recreativos