Que los chicos tengan cera en los oidos no significa que tienen sus oídos sucios. En realidad es importante que tengan ya que los protege. Sirve como barrera protectora y además impide el desarrollo de algunas bacterias.

Eso no significa que no hay que limpiar los oidos. La cera que hay que quitarles es la que está bien visible, sacándola con una toalla humedecida unicamente. Sin poner ningún otro tipo de elemento para su limpieza.