El bebé empieza a babear en abundancia entre los 2 y 3 meses de vida. Esto sucede a que comienzan  a activarse las glándulas salivales.

Babean porque tienen que aprender a tragar la saliva y no tiene relación con la dentición. Si bien es cierto que más adelante incrementarán su babeo por la aparición de los primeros dientes.

Es muy beneficioso tener babitas, para que no te ensucies con la saliva del bebito tu ropa cuando lo alzas, lo upás y estás junto a él.

Conocés las que se venden en Aram Bebés?