Se ha hablado tanto, y se sigue tomando posturas de quienes están de acuerdo en que sus bebitos duerman junto a su mamá/ papá y aquellos que opinan que es muy riesgoso para la salud del bebé.

Lo que está corroborado por especialistas que puede conllevar estos peligros:

  • El bebé puede ser aplastado por un adulto.
  • El bebé puede quedar atrapado entre la pared y el colchón o entre el colchón y el respaldo de la cama.
  • El bebé puede quedar con la cabeza boca abajo en algún hueco del colchón.
  • Se puede caer el bebé al suelo.
  • No practicar colecho en un sillón.
  • Es peligroso con padres fumadores.
  • Extremar cuidados con bebés con problemas neurólogicos o respiratorios.
  • No practicar colecho si alguno de los padres no se despierta rapidamente por fatiga, drogas, medicación, alcohol.
  • No se puede dormir en una superficie blanda o con almohadas, almohadones.
  • El bebé nunca debe ser ubicado en el medio (si duerme con ambos padres).
  • Es peligroso el colecho con hermanos o si duermen varias personas en la misma habitación.
  • Tampoco aconsejable con bebés de bajo peso o prematuros.

    Siempre ante cualquier duda consultar al pediatra