Los chicos deben acudir al dentista desde muy chiquitos.

Algunos especialistas recomiendan la primera visita al odontólogo cuando van apareciendo los primeros dientes. Otros consideran que hay que esperar un poco hasta los 3 años, cuando el niño ya abrirá la boca sin dificultad.

Tanto con una u otra opinión se coincide que la limpieza de la boca del bebé debe comenzar desde muy temprano. Se debe limpiar la boca y las encías con una gasa humedecida en agua o un dedal de silicona.

A medida que va creciendo ya podrá usar un cepillo de dientes infantil. Al comienzo no es necesario el uso de la pasta de dientes.

El cepillo de dientes debe ser renovado con frecuencia.